“Lo que me dominó es el animal humano, el núcleo familiar, la familia, el hogar. Es darle al ser humano su cáscara. “
Le Corbusier
Cuando uno piensa en dibujar su piso, está hablando justamente de esto que con gran maestría define Le Corbusier
La cascara, mi cascara, aquella que responde a quien soy, lo que hago, lo que necesito y fundamentalmente a esa imagen que me representa y contiene.
Podemos partir para delinear un piso desde diferentes lugares:

  • Cantidad de metros del piso
  • Distribución funcional del metraje, teniendo en cuenta no solamente las tradicionales proporciones que corresponden al metraje total sino también la peculiar distribución que prefiere el dueño de casa según sus propias preferencias, gustos o necesidades
  • Cantidad de miembros que componen el núcleo familiar, teniendo en cuenta fundamentalmente, edades, ocupaciones, etc.
  • Necesidades a cubrir, jerarquización de las mismas
  • Imaginario personal, en el que se priorizara mas allá de lo funcional que es importantísimo, la imagen e identidad que el cliente quiere darle a su piso, ej. si privilegia la luz sobre cualquier otra característica, si prefiere los espacios acotados y acogedores, si por el contrario le impactan los ambientes multifunción de grandes dimensiones.

Aquel que diseñe un piso para otro deberá conciliar todas estas pautas sin descuidar la impronta personal de aquel que le encarga el diseño, no hay nada mas desatinado en el trazado de un proyecto que descuidar el ideal estético y emocional de  aquel que nos encarga la decoración del piso.
Toda decoración deberá tener en cuenta una coherencia en el trazado:

  • Espacios de circulación claros y netos
  • Doble circulación, definiendo el área de servicio
  • Ubicación adecuada de la cocina, contemplación de los espacios internos de la misma, área de comedor diario, desayunador, área de trabajo, presencia de isla central o no según los metros disponibles.
  • Sector dormitorios, ubicación del dormitorio principal ,tratamiento del mismo con carácter de suite ,vestidores, zona de trabajo o estudio dentro del mismo dormitorio ,en el caso que fuese una necesidad planteada por el cliente, cercanía  con el resto de dormitorios ,contigüidad con el dormitorio de bebes si existieran ,áreas de estudio en el caso de existir niños o adolescentes.
  • Ubicación de los baños que no fueran suites, diferenciación en caso de convivir niños de diferente sexo y edad, presencia de toilette de recepción, en el área de recepción.
  • Sector comedor integrado o no al sector de living y/o cocina
  • Fuentes de luz y aireación conservadas y privilegiadas
  • Área de servicio: lavadero separado, sala de planchado, dependencia de servicio y baño de servicio.
  • Espacios exteriores valorizados, balcones patios o terrazas, integración de los mismos a los ambientes cubiertos.

El hogar es el lugar donde una persona vive, donde siente seguridad y calma. En esto se diferencia al concepto de casa, que sencillamente se refiere a un lugar habitado.
Quizás en esto resida el secreto de darle al ser humano su cascara