Cuando nos encontramos delante a una situación que no podemos cambiar, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos. Viktor Frankl
Viktor Frankl, nos invita a desafiar lo dado y buscar más allá.
En decoración esto es también aplicable.
¿Que hay mas concreto y aburrido que un pasillo dentro de una casa?
Podemos cambiar su carácter de tal, su innegable vocación de circulación
No
Lo que si podemos cambiar es nuestra forma de apreciarlo, sin negar su carácter de pasillo quizás podamos con nuestra mirada provocar una diferencia...

  • Lo primero será tomar contacto con el espacio físico, tener conciencia de sus reales dimensiones, verificar que tipo de ambientes comunica, como están decorados ,si es posible al menos visualmente anexarlo a uno u otro
  • Puntualizar si tiene algún foco de luz natural y si este fuera el caso valorizarlo, si existe alguna vista exterior, hacerla protagonista del espacio
  • Habitualmente los pasillos no son espacios de grandes dimensiones y tienden a ser oscuros y estrechos, el color es una manera de tratar esta realidad.
  • Colores claros, pasteles ,ocres luminosos, tizas, trapeados que creen profundidad, relieves en yeso en un tono mas que la pared del pasillo
  • Una pared revestida en piedra caliza
  • Una trampa de ojo  ,en una de las paredes, que le de una perspectiva ,que no existiría de otra forma ,un paisaje, un cielo imaginario
  • Un espejo que refleje el color de la otra pared o que juegue con los reflejos de aquellos que circulan por el pasillo
  • Plantas, cañas secas, murales de vidrio
  • Respecto del piso, es conveniente buscar pisos anchos o alargados, microcemento, porcelanato, tablones de pinotea, piedras
  • En un rincón, donde no obstruya la circulación, una pequeña fuente de agua, propia de feng shui, que le de una sonoridad a ese espacio
  • Una pared donde se cuelguen a distintas alturas diferentes cuadros de variadas dimensiones
  • Fotografías antiguas, en blanco y negro, en sepia, dispuestas en una sola pared o de manera simétrica enfrentada en ambas paredes o generando ,puntos de tensión en la entrada y salida del pasillo
  •  Una guarda que divida cada pared en dos
  • La iluminación, es un punto importante. Si se trata de un lugar en el que haya techos altos, puede jugarse con lámparas colgantes. También se puede apuntar a spots dirigidos sobre los cuadros, fotografías, trampa de ojo, fuentes, que decoren las paredes o rincones. Dibujar una cortina visual para diferenciar el  espacio pasillo, de los ambientes que comunica, ya sea con haces de luz, o con diferentes tonos de luces, es otra propuesta lúdica para este desafío que es encontrar algo mas en esa caja de pandora que puede ser nuestro pasillo